Fuente S. Martin

"Historia Compostelana", libro II, capitulo LIV:
Conduccion de aguas ante el Portico de la Iglesia de Santiago
.

…Como hubiera advertido, pues, el vigilante arzobispo con su incansable solicitud que los peregrinos de Santiago soportaban una gran excasez de agua, movido por su piedad paterna, se compadeció. Pues conocía lo que dijo el Apóstol: Si juntos padecemos, también juntos reinaremos. Se compadecía de los peregrinos que al venir a la iglesia del Apóstol de día o de noche buscaban el agua necesaria para beber o para otros usos y no la encontraban. Con frecuencia la necesidad los obligaba a comprar agua a sus mesoneros o a otros a elevado precio y lo que reservaban para comprar comida, en parte era gastado en agua. Pero los que no tenían dinero suficiente, con mucha frecuencia sufrían una gravísima penuria de agua. Pues, gran multitud de peregrinos concurría en la iglesia de Santiago!

Durante mucho tiempo pensó el arzobispo poner remedio, pero era arduo, incluso muy dificil. Finalmente gracias a sus ruegos y avisos, y a sus mandatos y razonamientos, Bernardo, tesorero de la iglesia de Santiago, empezo a construir un acueducto. Así pues, casi a una milla fuera del suburbio de Compostela, fueron construidos un acueducto y un canal subterráneos.

Con gran trabajo y muchísimo gasto de dinero fue dirigida la corriente de las aguas a la iglesia, conducida por una especie de canal construido bajo tierra. Después que se llegó cerca de la iglesia de San Martín, es decir, junto a la casa de Pedro Anáyaz, desde allí cañerías de madera, reforzadas con hierro y plomo recibían el torrente de las aguas y lanzaban parte ante el pórtico de la iglesia del Apóstol y parte al claustro de San Martín para ser aprovechada por los monjes.

Pues también en este monasterio se sufría tanta excasez de agua que incluso no tenían para lavarse las manos, si no la traían de otra parte.

Pero estas aguas manaban tan abundantemente que no sólo abastecían al monasterio de San Martín, sino que delante de la iglesia de Santiago fluian en impetuoso torrente, que caía por los mismos caños de madera en un pilón de piedra de admirable magnitud , que el mismo arzobispo en otro tiempo había ordenado que fuera construido para este uso, en efecto para este uso, pero en otro lugar, a saber, en el claustro de los canónigos de Santiago.

Pues como operario de incansable actividad en el campo del Señor deseaba con todo el esfuerzo de su ánimo edificar un claustro para los canónigos del Apóstol, una obra preclara y elegante, y llevar el agua por canales subterráneos al claustro para uso de los canónigos, como es conducida y fluye ante el pórtico de la iglesia de Santiago hasta el día de hoy.

Pero, impedido por los tumultos de las guerras, puesto que se difería esta obra, la cual sin embargo ardía en deseos de construir a su tiempo, colocó para recibir las aguas aquel pilón de piedra, útil y necesario y que había de servir a muchos.

Recibía, pues, aquel pilón las aguas conducidas a través de canales subterráneos y las suministraba sin cesar a cuantos tenían necesidad de ella.

Se alegraban vivamente los peregrinos por la afluencia de tanta agua, la llamaban agua de Santiago, santificada, salubérrima y preparada por Dios para el uso de los hombres. Pero nadie puede admirar bastante cuánta utilidad y cuán excelente y admirable espectáculo ofrece esta agua, a no ser aquel que lo vea.

Para que salga más fresca y más limpia, hizo el arzobispo cubrir su canal con piedras y encima con tierra hasta el manantial del que procede el agua. Y así, manando fresca y limpísima, sirve para que beban los peregrinos y es muy útil para el uso de los demás

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s