Consejos Utiles para Peregrinos y Caminantes

Consejos Utiles para Peregrinos y Caminantes:

Camino Aragones
un recorrido medieval ..
Camino de Santiago en Aragón

El primer itinerario que conduce hacia Santiago, pasa por Saint-Gilles, Montpellier, Tolosa y Somport… Desde el Somport a Puente la Reina hay tres cortas etapas. La primera va de Borce, una villa situada al pie del Somport, en la vertiente de Gascuña, hasta Jaca. La segunda va de Jaca a Monreal. La tercera de Monreal a Puente la Reina… De Somport a Puente la Reina, éstas son las localidades que se encuentran en la ruta jacobea: la primera es Borce, en la vertiente de Gascuña; viene luego, cruzada la cima del monte, el Hospital de Santa Cristina (una de las tres columnas, de extraordinaria utilidad, que el Señor estableció en éste mundo para sostenimiento de sus pobres; a saber, el hospital de Jerusalém, el hospital de Mont-Joux y el hospital de Santa Cristina, en el Somport); después, Canfranc; a continuación, Jaca; luego Osturit; después Tiermas con sus baños reales, que fluyen calientes constantemente. Luego Monreal, y finalmente se encuentra Puente la Reina…

Este mismo CAMINO, tan fielmente descrito en el año 1.160 por Aymeric Picaud en su Liber Sancti Jacobi, y más concretamente en su Libro V, denominado Liber Peregrinationis, es el que nosotros vamos a describir.

Menú

Somport
Jaca
Pte Reina
Ruesta
Sanguesa
Pte Reina

Mapas

1ª Etapa (24 Km.) Somport – Castiello de Jaca

Comenzamos en la cima del Somport (Sumo Puerto) con 1.632 m. de altitud. Da comienzo justo en el mojón del puesto fronterizo, para seguir luego por la antigua nacional 330, A unos 30 m. buscar el inicio de un senderoherboso que desciende a media ladera en la margen derecha del río Aragón. y llegar al Puente de Santa Cristina, una vez pasados los restos que quedan del famoso hospital del mismo nombre y que citamos al principio.

Ver ficha de datos de Sta Cristina, hospital

Seguimos nuestro caminar. Dejamos a nuestra derecha la Estación de Esquí de Candanchú (Camp d’Anjou), complejo que tuvo sus comienzos a finales de los años 20 y principios de los 30.

Descender por una empinadasenda a media ladera hasta el Puente de Santa Cristina en el extremo inferior

Tocamos brevemente la carretera, para seguir el Camino por su izquierda, por una pista, que pasando por las Piedras Rojas características (escuela de escalada), asciende suavemente hasta una pequeña loma donde se asentaba el Castillo de Candanchú, hoy en ruinas. Actualmente, este tramo del Camino ha quedado muy afectado con la construcción de la nueva carretera.

Desde el collado del castillo, se desciende primero por una pista y luego por el camino hasta las proximidades del Puente del Ruso, en la carretera nacional. Continuamos descendiendo por la margen izquierda del río Aragón, por una senda algo abrupta en ocasiones y que pasa junto a unas fortificaciones militares.

Tras bordear un prado, desembocamos en la pista de la Canal Roya (nombre que adquiere por el color que sus árboles toman en otoño), cerca de su inicio en la carretera nacional. Seguiremos la pista hacia la izquierda, ascendiendo primero y luego llaneando hasta encontrar la bifurcación con el Camino, lugar donde abandonamos la pista que se adentra en el valle de la Canal Roya, camino de Formigal y Sallent.

Descendemos a la derecha por una empinada senda entre bosques, que pasando junto a una sólida caseta de pastores, alcanza una pista más baja, en la que encontramos otra caseta. Tomamos la pista de acceso al camping, hacia la derecha, que cruza el río Aragón y alcanza la vieja carretera al Somport por la que continuamos descendiendo, pasando junto a un gran hotel (antiguo cuartel de la Guardia Civil) y alcanzando la actual carretera nacional.

Descendemos por ella un centenar de metros y nos desviamos a la izquierda para cruzar una pasarela metálica sobre el río justo bajo la vertical de Coll de Ladrones, construido a finales del siglo XIX sobre otro más antiguo, edificado en 1.582 y concebido por Spannocchi, que ya había ideado por aquel entonces la Ciudadela de Jaca. Si vamos bien de tiempo, podemos apartarnos del Camino para hacerle una visita, de lo cual no nos arrepentiremos, ya que su situación privilegiada nos permitirá ver una amplia panorámica del Valle, mientras tratamos de imaginar entre las ruinas de mármol sin pulir, la dura vida militar que aquí se desarrollaba. Este fuerte ha sido adquirido recientemente por una empresa para montar un complejo turístico.Pte medieval de Cafranc

Un curioso y divertido descenso por las escaleras subterráneas que se toman a la izquierda de un mirador orientado al sur, rematará de forma agradable el desvío que hayamos efectuado. Para volver al Camino, saldremos de ellas por un boquete y tomaremos un senderillo primero hacia abajo, y luego a la izquierda, que nos hará descender por una pedrera hasta el Camino, que después, recorriendo la margen izquierda del río, bordeando algunos prados hasta alcanzar una pista, cruzaremos el puente que da acceso a la carretera y entraremos en Canfranc-Estación.
Canfranc-Estación.- Altitud 1.280 m. Su población, 480 habitantes A Santiago 852 Km.

La meseta que pisamos y que ocupan la estación, viviendas y carretera, es toda artificial, ya que el valle fue anegado con los residuos procedentes de la perforación del túnel del Somport. La profundidad del río, que hubo de ser desviado, nos dará una idea de ello. Fue en 1.885 cuando se inician las obras del que habría de ser el ferrocarril que uniría Zaragoza con Pau. En 1.893, el ferrocarril está ya en Jaca. En 1.907 se reanudan los trabajos y se acometían las rampas de subida desde Jaca, (que nosotros contemplaremos desde nuestro Camino) y se comenzaba la perforación del imponente túnel del Somport (7.875 m.) uno de los más largos de Europa. En 1.912 se encontraron las galerías de avance española y francesa. Don Alfonso XII visitó en varias ocasiones las obras. Pero no sería su inauguración hasta el 18 de julio de 1.928, en que con gran solemnidad y con la presencia de los Jefes de Estado de España y Francia, se procedía a la apertura de esta nueva comunicación internacional. Su estación, la segunda de Europa en su tiempo por su extensión, es una de las obras más importantes del modernismo español; lástima que hoy día esté tan abandonada. El lugar donde se construyó se llama Los Arañones, nombre que por estas tierras se le da a la planta del endrino o pacharán. En la actualidad, la denominación, de Los Arañones, el uso ha ido suplantándola por la de Canfranc.

Salimos de Canfranc-Estación por la carretera y tomamos un camino de tierra a la izquierda, junto a unas edificaciones y que nos permite evitar el asfalto en un centenar de metros. A nuestra derecha La Torreta, sólida torre de buenos sillares rodeada de un foso. Es la Torre de Felipe II, o Torre de Fusileros, que al igual que el fuerte de Coll de Ladrones, fue ideada por Spannocchi en 1.592. En 1.990 y con motivo de la remodelación de la carretera, el ejército, su propietario, quiso desmontarla y hacer su traslado a Jaca, en terrenos de la Escuela Militar de Montaña y frente a la entrada al Valle de Canfranc. Hubo oposición por parte de los vecinos y ayuntamientos y tras un acuerdo, La Torreta sigue donde debe estar: en el lugar que vigila desde hace siglos.

Atravesamos el túnel de la carretera dejando a nuestra izquierda la presa de Ip y su central eléctrica, que toma sus aguas del lago de Ip, 1.000 m. por encima del río. Su construcción, iniciada en 1.957, no fue concluida hasta 1.971. Para levantar la presa del lago y descender la tubería, fue precisa la construcción de un plano inclinado llamado el carretón, que constituyó un ingente trabajo en el que participaron más de 3.000 trabajadores venidos de toda España, que constituían ya una ciudad entre ellos, dotada de todo tipo de servicios. Fue una obra de ingeniería, entonces única en Europa.

Por unas escaleras de cemento descendemos a un camino que nos lleva al puente sobre el río que hay que atravesar. Pasado el puente tomaremos un camino en la margen izquierda del Aragón, que por un espeso y bonito bosquecillo de avellanos y bordeando algunos prados de siega, recorre el valle elevado sobre el río. El camino alcanza un terreno más abierto, atraviesa el barranco de Ip por un puente de cemento, y tras una corta subida desemboca en una trocha maderera, que continuando la dirección, conduce descendiendo ligeramente al puente sobre el río Aragón. Lo cruzaremos hasta la carretera y alcanzaremos en pocos metros el pueblo de Canfranc, que recorreremos por su calle única.
CANFRANC.- Altitud 1.040 m. Su población, 40 habitantes. A Santiago 847 Km.

Si bien cuenta con un abundante turismo de temporada. Es el Campus Francus medieval. En aquella época, sus habitantes gozaban de privilegios y exenciones fiscales a cambio de mantener el camino de la frontera abierto y protegido. En el año 1.095 se sabe que existía un hospital al servicio de los pobres y peregrinos. En 1.617, el pueblo sufrió su primer incendio conocido, cuando ya contaba con 200 habitantes, y solo quedaron en pié la iglesia de la Santísima Trinidad, dos casas, el castillo real y el molino harinero.

De la época medieval quedan escasos restos del Castillo, inmediatamente a la derecha entrando al pueblo desde el norte, cuyas piedras fueron empleadas, al igual que las de Santa Cristina, para la construcción de la carretera. Hacia el sur del pueblo, quedan las ruinas de algunas paredes y la torre de la vieja iglesia del siglo XII. De este mismo siglo también es el hermoso y bien conservado puente románico que cruza el río Aragón en la salida hacia Villanúa, con forma de arco de medio punto rebajado, utilizado durante siglos por viajeros y peregrinos.

La actual iglesia de la Asunción del pueblo, situada en la plaza, data el siglo XVI y muestra un portal gótico tardío.

Canfranc fue una población próspera, que a principios de siglo contaba con 900 habitantes y disponía de tiendas y casino, hasta el año 1.944, cuando un violento y accidental incendio la destruyó por completo, convirtiéndose en un pueblo casi abandonado. El incendio fue declarado catástrofe nacional.

Saldremos del pueblo por su calle única, como indicábamos anteriormente, y al llegar a las últimas casas, tomaremos un camino a la izquierda que pasa por delante de las ruinas de la antigua iglesia del siglo XII y al lado del cementerio, para cruzar el río Aragón por el puente románico ya descrito. Un bonito camino bien trazado nos llevará por la margen izquierda hasta coincidir con la pista abierta para maquinaria pesada, en las proximidades de Peña Caída. Pasado este tramo, el Camino continúa siempre por la margen izquierda del Aragón por encima de unas gargantas, para adentrarse en una zona más abierta entre prados de siega. En uno de estos prados, grande, situado inmediatamente sobre el Camino, se encuentra un Dolmen oculto en un círculo de maleza. Este dolmen, llamado Casa de las Güixas (brujas), bien merecerla un corto desvío. Excavado en 1.975, es de entre todos conocidos el más completo dolmen aragonés. Tiene planta rectangular de más de dos metros de longitud y conserva la cubierta, túmulo de piedras y parte del cierre de la cámara, cuyo suelo está pavimentado por una gran losa. Está datado aproximadamente en el tercer milenio A. C., con la llegada de las primeras culturas metalúrgicas. Atravesada la zona de prados y tras un suave descenso por un camino pedregoso primero y empedrado después, se llega a Villanúa, desembocando junto al parque, al lado del puente de acceso a la población.
VILLANUA.- Su población, 265 habitantes, altitud 953 m. A Santiago 842 Km.

La población está dividida en dos barrios, que los separa el río, perfectamente diferenciados tanto en materiales como en uso y concepción.

Situado en la margen izquierda del río, el casco viejo, núcleo histórico del pueblo, conserva todavía algunas hermosas viviendas de piedra con tejados de losa y pórticos en arco que sostienen escudos familiares. Este núcleo está condicionado por la calle de la iglesia, que conecta dos plazas y recibe callejas transversales. Está declarado Conjunto Histórico Artístico. Es de interés la iglesia Parroquial, de tres naves, y en su cabecera una valiosa talla de la Virgen con el Niño, del siglo XII, y una imagen de Santiago, del siglo XV.

El otro barrio de Villanúa, el llamado El Arrabal, agrupa construcciones modernas, chales, apartamentos y adosados amontonados a lo largo de la carretera, constituyendo un ejemplo de crecimiento desordenado y disarmónico con el entorno. Las escombreras proliferan por los alrededores. Es aquí donde se centran la mayor parte de los servicios destinados al turismo.

Continuemos nuestro caminar y tras cruzar el puente nos situamos en El Arrabal. Frente a la gasolinera las urbanizaciones terminan, y el Camino de Santiago, destruida la traza histórica, obliga a tomar la nueva cabañera que discurre junto a la carretera, a su izquierda.

Pasaremos bajo el caserío de Arruej, situado a la derecha de la carretera, para más tarde bajo una urbanización y, sin abandonar la cabañera, alcanzar tras 1,5 Km. un área de descanso en una curva de la carretera, frente a una colonia de vacaciones. Desde el área de descanso, atravesaremos la carretera para tomar un camino justo enfrente, que se bifurca frente a la colonia. Elegir el de la izquierda, que bordeando la colonia asciende entre campos hasta alcanzar una trocha-pista, sobre un canal subterráneo, donde se encuentra una bifurcación. Continuaremos por una pista hacia el sur, que aboca a la carretera de Borau. Descenderemos por ella casi hasta el cruce con la nacional 330, para tomar un camino a la derecha de una casa. Justo tras la casa se atraviesa un pequeño barranco y tomaremos un camino ligeramente ascendente que tras convertirse en pista llanea atravesando una gran meseta cultivada. Tendremos que desechar los caminos que aparecerán a derecha e izquierda. Desde un cruce, se continúa hacia Castiello por un bonito camino empedrado y entre bojes. Entramos en el pueblo por la calle de Santiago.
CASTIELLO DE JACA.- Su población 112 habitantes, altitud 921 m. A Santiago 835 Km.

Pueblo ya mencionado en 1.203 y que debe su nombre a un castillo situado en el monte Grosín, del que no quedan más que algunos vestigios. La población se asienta sobre un perfil morrénico y un barranco la divide en dos barrios que antaño agruparon un gran número de viviendas. El pueblo está considerado conjunto Histórico Artístico. La iglesia parroquial de San Miguel, es de origen románico, restaurada en el XVI y tiene tres naves. En el río quedan las pilastras de un puente medieval, y hay en los alrededores tres ermitas románicas del siglo XII: San Bartolomé, Santa Juliana y La Virgen, las tres de nave rectangular y ábside semicircular.

Las urbanizaciones modernas han comenzado a construirse recientemente, tanto en la parte baja del pueblo como en la alta. Esperemos que estas no afecten al núcleo antiguo y que su construcción se realice de forma racional, sin afear ni banalizar esa parte de nuestro patrimonio que son las antiguas poblaciones.

Y aquí, precisamente en esta parte moderna, es donde damos por finalizada nuestra 1ª Etapa, junto a la carretera nacional y en la embocadura del Valle de la Garcipollera, precioso valle que bien se merece una caminata hasta la románica ermita de Nuestra Señora de Iguacel. Lástima que se haya convertido este valle, en uno de los más feroces ejemplos de la despoblación de nuestras tierras: Bescós, Acin, Villanovilla, Larrosa, Bergosa… Eran todos pueblos que llenaban de vida este valle, y que hoy aparecen completamente abandonados y la mayoría de ellos en estado de ruina.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s